Cómo mantener el control sobre tus pagos

Cómo mantener el control sobre tus pagos

Mantenerte al día con todos tus pagos a proveedores y otros prestadores es uno de los pilares fundamentales para todo negocio.

Pero quizás te ocurra que las actividades del día a día te impiden organizarte y planificar para tener todo bajo control. Entonces se te hace difícil mantener actualizados todos los seguimientos que requieren los ingresos o egresos de dinero.

Pero no es para desesperar, en esta nota vas a encontrar consejos para gestionar tu dinero de la manera más eficiente.

1.- Mantené un control de fechas de pagos

Es decir, armá y tené siempre a mano un calendario exhaustivo y completo. Ahí vas a anotar y registrar absolutamente todo: fechas de vencimiento, de facturas, de remitos y hasta los imprevistos que surjan a último momento.

Recurrí a ese control diariamente para ir verificando los avances y las cancelaciones de deudas así como adelantándote a los siguientes pagos. ¡No te pueden tomar con sorpresa si te organizás!

Tener el control de los ingresos y egresos evita gastos innecesarios y es uno de los pasos clave para una gestión más eficiente.

2.- Medí los montos y planificá

Al igual que con tu economía personal, tenés que controlar la de tu negocio. Suele pasar, tanto en tu vida como en tu comercio, que mientras haya efectivo gastás y gastás y no te detenés a controlar en qué se fue el dinero. Hasta que falta.

Por eso, que tengas el control de los ingresos y egresos, evitando derroches y gastos innecesarios es uno de los pasos clave para una gestión más eficiente.

Un café por día se transforma en todo un presupuesto al mes, por ejemplo. La clave está en planificar cada gasto al detalle.

3.- Registrá tu flujo de caja

Tené en cuenta que en la rutina diaria surgen gastos adicionales que se suman a los gastos fijos que ya tenés planeados. De repente, un interés inesperado o un cargo adicional pueden tomarte por sorpresa con los bolsillos vacíos.

Una vez que tengas todos los gastos fijos registrados y organizados, separá un margen para afrontar esos inesperados que puedan surgir. Y tené ese flujo disponible cada día.

4.- Perfeccioná tus técnicas de negociación

Muchas veces pasa que para cobrar tenemos que dar muchas vueltas, hacer llamados, reenviar emails y, aún así, el dinero no llega. Aquí es clave conocer a cada cliente y proveedor. Tratá con él (o ella), mantenéte al día con tus responsabilidades y hacé un seguimiento cordial para que cuando tengas que pedirle más firmemente que cumpla con su obligación, puedas hacerlo sin sentirte como un ogro. Por algo dicen que “cuentas claras conservan la amistad” (aunque no seamos amigos técnicamente, podremos conservar la relación comercial).

5.- Contá con un software de gestión

Cada vez quedan más atrás aquellos tiempos de organizar todo en una planilla de Excel. Si bien te puede resultar útil para tener toda la información disponible en un sólo archivo, hoy en día existen herramientas que están pensadas para resolvernos la vida.

No tengas miedo de capacitarte en el uso de estas aplicaciones que pueden agilizar y simplificar el proceso.

Y como consejo final, si bien organizar los pagos lleva tiempo, es la mejor inversión que podés hacer.

IncreaseCard

En Increase podemos ayudarte a controlar y administrar tus ventas con tarjeta para potenciar el crecimiento de tu negocio. ¡Probá ahora IncreaseCard gratis por 7 días!

¡Sumate a los más de 20.000 comercios y empresas
que potencian sus negocios con nuestros contenidos!

Vos vendés,
nosotros nos ocupamos del resto ;-)

¡Probá ahora 7 días gratis!

¡Seguinos!

Suscribite al #BlogIncrease

¡Potenciemos juntos tu negocio!

Suscribite al #BlogIncrease

y todos los meses recibí los mejores contenidos.