Las cinco mejores recomendaciones para emprender

Las cinco mejores recomendaciones para emprender

Llevar adelante tu comercio o negocio es un camino que presenta muchas opciones y a veces no resulta sencillo saber cuáles tomar y cuáles dejar de lado, en esta nota te presentamos una serie de recomendaciones para emprender que van a orientarte y ayudarte a elegir aquellas que te potencien.

1.- Preguntarte por qué estás haciendo lo que hacés

Si pensamos en los emprendedores más exitosos y de alto impacto, sus casos unieron dos conceptos que muchas veces son difíciles de vincular en un primer acercamiento: pasión + modelo de negocios. El proceso para lograr este poderoso e indispensable cóctel comprende encontrar el verdadero gusto por un rubro en particular, agregarle un gran componente de voluntad, detectar a partir de ahí los principales obstáculos que nuestro producto o servicio puede solucionar y sumarle un modelo de negocios que pueda traducirse en valor tangible para el emprendimiento y para los clientes.

Para profundizar este concepto, les recomiendo este video: Start with Why Simon Sinek (TED)

El cliente es el rey y la fuente de donde podremos generar nuestra propuesta de valor diferencial (sólo hay que estar dispuesto a escucharlo)

2.- Validar, validar, validar

Uno de los principios de la metodología de “The Lean Startup” (Eric Ries) tiene que ver con generar un prototipo y testearlo de manera rápida y eficiente con potenciales clientes. Es la forma más práctica y rentable de crear una propuesta por la que alguien esté realmente dispuesto a pagar. Asimismo, casos como del de Brian Chesky, fundador de AIRBNB demostraron cómo el poder desarrollar una experiencia tallada a mano para clientes, que en una primera visión no pareciera ser escalable, es un arma muy poderosa a la hora de generar tracción para tu propuesta de valor. El cliente es el rey y la fuente de donde podremos generar nuestra propuesta de valor diferencial (sólo hay que estar dispuesto a escucharlo).

Para profundizar este concepto, les recomiendo escuchar detenidamente este podcast: “Masters of Scale” por Reid Hoffman, Cofundador de Linkedin.

3.- Capacitación y herramientas (nunca es demasiado en este punto)

Hoy en día hay disponibles muchísimas herramientas y capacitaciones tanto en formato presencial como virtual (gran parte de ellas gratuitas). Lo más importante aquí es poder entender en qué estadío del camino emprendedor estamos actualmente (Ideación, Prototipo, Emprendimiento en marcha o Escalamiento). Una vez hecho esto, lo recomendable es segmentar y reducir la oferta de herramientas/cursos/instancias de capacitación a las directamente vinculadas al estadío actual. Por ejemplo, si estuviéramos en la etapa de prototipado resultan muy útiles las herramientas de Design Thinking, así como de conceptos básicos acerca de marketing, finanzas y costos, que complementarán el enfoque y nos ayudarán a poder pasar a la próxima etapa que es la de emprendimiento en marcha. En este segundo estadío, la principal variable es un modelo de negocios probado a la vez de cierta tracción del producto o servicio. Asimismo, existen incubadoras, aceleradoras y programas de mentoreo que te va a dar más herramientas (muchas de ellas presenciales) para robustecer tu propuesta de valor.

Algunos links recomendados de consulta: Capacitaciones o Webinars de ASEA, Academia Argentina Emprende, INICIA.

Los contactos son como cualquier relación, hay que cuidarlos para que crezcan, llamar a alguien sólo para pedirle un favor sin haber tenido un acercamiento previo, no suele ser la mejor manera de generar esa red de apoyo

4.- Referencias/Mapear: quién es quién

Es importante conocer quiénes están haciendo qué en el sector en el que te estás desarrollando o vas a involucrarte. ¿Quiénes son los referentes y qué están diciendo? ¿Qué otras personas están haciendo cosas innovadoras pero no están bajo la lupa? ¿Qué pasa en otras provincias? ¿Y en otros países? Estudiar, analizar y ver qué tienen estos proyectos y cómo se diferencian del que estás desarrollando forma parte de la tarea de cualquier emprendedor, y es una que nunca acaba. Es muy importante conocer con gran profundidad el rubro o nicho puntual al cual estamos apuntando, es fundamental el ejercicio de conocer quiénes son los jugadores más grandes, quiénes están gestando las próximas ideas o innovaciones del sector. Aquí les sugiero encontrar los medios online y offline (generalmente no son los de mayor tirada) que se ocupan de un determinado rubro. Sugerencias: EmprendedoresNews, Inc.com, BusinessInsider, etc.

5.- Networking: empezar a formar una red de contactos y aprender a gestionarla

Este tip consiste en detectar a qué eventos asisten las personas que están marcando el paso en el área en la que queremos emprender. Es importante antes de hacer contacto poder comentar tu propuesta de valor en muy poco tiempo (Elevator Pitch). Llevá también siempre tarjetas personales (aunque sea hechas en forma muy casera) y asegurate de mandar mails al otro día a las personas con las que hablaste o quedaste para reunirte. Los contactos son como cualquier relación, hay que cuidarlos para que crezcan, llamar a alguien sólo para pedirle un favor sin haber tenido un acercamiento previo, no suele ser la mejor manera de generar esa red de apoyo tan fundamental para cualquier emprendedor.

Consejos prácticos: Formar parte de Asociaciones como ASEA, involucrarte en el club de emprendedores local o participar de encuentros y comunidades o grupos de emprendedores de tu metier de interés, comprenden algunas de las formas de construir esta red.

App Recomendada. CamOnApp simplemente con una foto ya se guarda el contacto de la otra persona, lo cual resulta muy simple a la hora de poder agendar y hacer eficiente el networking.

Bonus Track: buscá un mentor/asesor

Todos tenemos un conocido, amigo o un familiar al que solemos hacerle consultas aunque sean generales, pero eso no va a ser suficiente para que puedas expandirte y potenciar tu emprendimiento. El consejo aquí se basa en elevar la vara y buscar un asesor experimentado en un campo puntual (marketing, finanzas, etc) que pueda aportarte una visión complementaria acerca de un área particular o bien un análisis general de tu emprendimiento.

Por otro lado, el caso ideal sería conseguir un mentor (un emprendedor experimentado o alguien que es parte del ecosistema emprendedor y acompaña a emprendedores en cualquiera de sus facetas) que pueda guiarte, potenciarte con sus contactos y tener una mirada práctica y realista acerca de cómo poder potenciar tu propuesta de valor.

 

Por Daniel Tricarico, Director Ejecutivo de ASEA (Asociación de Emprendedores de Argentina).

¡Sumate a los más de 20.000 comercios y empresas
que potencian sus negocios con nuestros contenidos!

Vos vendés,
nosotros nos ocupamos del resto ;-)

¡Probá ahora 7 días gratis!

¡Seguinos!

Suscribite al #BlogIncrease

¡Potenciemos juntos tu negocio!

Suscribite al #BlogIncrease

y todos los meses recibí los mejores contenidos.