Cómo generar cambios a partir de la organización

Cómo generar cambios a partir de la organización

Escribo esta historia a las 6.30 am de un miércoles caluroso de verano en Buenos Aires. No estoy sufriendo, sino todo lo contrario, siento que es un logro que voy a cumplir y hay un libro que quiero comprarme hace mucho tiempo (sobre este tema) esperándome como premio por escribir este post. Pero estoy empezando por el final de la historia, vamos al comienzo. :)

Los cambios a los que queremos llegar no nacen por azar, ni por cambios bruscos o externos. Por ejemplo, pensemos en retomar el gimnasio. Por azar un amigo puede invitarnos a ir juntos una vez por semana. Pero luego, lograr perdurar en el tiempo, alcanzar metas y sostenerlo, es imposible que sea por azar. Lo mismo pasa con comenzar de manera brusca. Pasar de cero ejercicio a 100 y todos los días, es una manera estúpida de hacerlo. Uno no adquiere un hábito de esa manera y además corre el riesgo de lastimarse. Por último, nadie externo va a venir golpear a tu puerta para que empieces el gimnasio. Tiene que empezar en vos.

Voy a repetirlo varias veces durante este post: la organización y los cambios están en tu mente. Este post tiene como objetivo brindar algunas herramientas, ya probadas, para lograr cambios a partir de una mejor organización. Entonces, dejemos de poner excusas y vamos a lo ejecutable. :)

 Si querés lograr un cambio, creá el espacio (físico real) y el tiempo (bloquealo en tu agenda) para que suceda.

1.- Un calendario para todo lo que quiero organizar/cambiar:

El primer paso que hago para organizar cualquier cosa es usar Google Calendar. Muy simple y nada innovador pero efectivo. Lo que no está en Google Calendar, relacionado a lo profesional o personal, para mí no es ejecutable. Y dentro de Google Calendar, tengo tres niveles de organización:

a. Hábitos a lograr o ya adquiridos.
b. Reuniones
c. Ejecutables.

 generar cambios a partir de la organización

Les comparto algunos ejemplos:

a. Hábitos: Cosas difíciles o fáciles que quiero aprehender.

Lunes 7 am: HÁBITO: Ir al Gimnasio.
Martes 6 pm: HÁBITO: Escuchar Podcast en inglés.

Algunos tips: Los Hábitos suelo escribirlos en alta (mayúscula) para que sea algo imperativo y suelo incluir frases motivadoras (aunque me den verguenza). En general, un hábito no suelo lograrlo y aprehenderlo la primera vez que lo veo y lo agendo. Lo importante es que comience a conformarse un recordatorio constante y motivador en nuestra cabeza con las alarmas que genera Google Calendar. Luego, cómo logramos llevarlo a la acción se completa en los puntos 2, 3 y 4 de este mismo post.

Ejecutables: Cosas simples que siempre odiamos hacer pero hay que hacer para sobrevivir en este mundo. :)
Lunes 5 pm: Ejecutable: Ir al Oftalmólogo.
Lunes 6.30 pm: Ejecutable: Pagar impuestos del departamento.

Reuniones: encuentros con otras personas
Lunes 11 am: Reunión: Pablo + Matías = Oficina 302 (El Salvador 5218). Descripción: Revisión del presupuesto 2018.

Algunos tips muy básicos: poner quién + quién se encuentra, dónde y por qué suele resolver desencuentros y focaliza a las dos partes del encuentro. Como decía antes, cualquier encuentro profesional que no está en el calendar, para mí no sucede o no debería suceder.

2. Los hábitos nacen desde la creación de espacio y tiempo:

Voy a empezar a profundizar ahora en cómo lograr esos Hábitos y Ejecutables. Muchas veces escucho “quiero ser más creativo”, “la empresa tiene que ser más ágil”, “tenemos que ir más rápido”, “quiero leer más”, “quiero aprender inglés”, etc. Enunciados que muchas veces no generan acciones, que muchas veces quedan en la palabra y no en la acción. Recordatorio: los cambios están en tu mente. Y amplío un poco más: tu mente siempre va a intentar que realices el menor esfuerzo posible. Y en lugar de esto, en general, la satisfacción o el placer de lograr algo llega luego de generar grandes gastos de energía.

Vamos a la acción: si querés lograr un cambio, creá el espacio (físico real) y el tiempo (bloquealo en tu agenda) para que suceda. Así de simple, concreto y directo. Por ejemplo, la escritura de este posteo, estaba agendada en mi calendario y la noche anterior había preparado la computadora en una mesita, había creado un entorno diferente en el navegador web junto a otros artículos sobre el tema y había reservado algo rico para el desayuno como motivación. Y por último, que se amplía en el punto 4, ya me había anticipado un premio: si logro escribir este post, me voy a comprar un libro que quiero leer para seguir mejorando en este tema.

generar cambios a partir de la organización

3. Empezá desde lo chiquito hacia lo grande y no al revés:

Siempre que intenté grandes cambios, fallé. Transformar algo muy grande o de manera brusca, es igual a intentar mover de golpe y ágilmente a un elefante. En cambio, intentá inclinar el elefante de a poco, que comience a dar pequeños pasos y luego entrenarlo en agilidad y versatilidad. Cuando un año nuevo comienza empiezo a escuchar siempre: “dejé las harinas o la cerveza”, “voy a comer sano todo el año”, “este voy a hacer ejercicio todo el año”, “voy a escribir un blogspot por mes”, etc.

En este sentido, la estrategia es muy personal. Estoy seguro de que hay personas que funcionan con cambios bruscos. Pero creo que el desafío de sostenerlo y perseverar en el tiempo es mucho mayor cuando la cantidad es mucha y no pequeña. En cambio, al revés, el hábito comienza a adquirirse y mantenerse de a poco.

4. Hackeá tu mente:

Como vengo mencionando, los cambios (estoy convencido), están en tu mente. Y tu mente, además, siempre va a querer que no lo hagas. Entonces, si ya están agendados, ya creaste el espacio, ya empezaste por algo chiquito y que luego irá creciendo, ahora sólo falta encontrar la motivación o como me gusta decir a mí, el “hackeo a tu mente”. Hay que encontrar premios, disparadores y motivadores que nos lleven a la acción y derrumben las barreras que tu mente eleva para no hacer lo que querés hacer. Un libro por escribir este posteo; un personal trainer que te espere para entrenar a la misma hora todos los días y te genere “obligación”; hacerte un amigo en otro país que te oblige a practicar el idioma, etc.

Algo que podés preguntarte para ayudar a “hackear tu mente”:

¿Qué puede motivar, obligar o destrabar lo que tu mente te impide para organizarte y lograr un cambio?

5. Próposito, objetivos, estrategia y tácticas:

Aunque quedó para el final, en realidad el próposito y los objetivos son lo más importante. Generar cambios es siempre para perseguir un propósito y un objetivo. El por qué hacemos las cosas y con qué objetivo va a hacer que perduren y se mantengan en el tiempo. Ese propósito es el que suele mover elefantes a grandes velocidades. Es el que va a lograr que te levantes a las 6am a entrenar porque querés conquistar al amor de tu vida. El que va a hacer que escribas este post porque querés ser un mejor líder.

Pero este punto, es una entrega que escribiré en las próximas semanas :) Como adelanto, recomiendo mucho leer el artículo sobre OKRs, escrito por Matías Doublier, COO de Increase.

Fin de la historia: como premio porque logré escribir este posteo, estoy tomando un café delicioso y leyendo “La Fábrica de Tiempo”, de los periodistas Martina Rua y Pablo Martín Fernández.

 generar cambios a partir de la organización

 

6. Bonustrack: Apps que te van a ayudar a lograrlo

http://simply.digital/?ref=producthunt

¡Sumate a los más de 20.000 comercios y empresas
que potencian sus negocios con nuestros contenidos!

Vos vendés,
nosotros nos ocupamos del resto ;-)

¡Probá ahora 7 días gratis!

¡Seguinos!

Suscribite al #BlogIncrease

¡Potenciemos juntos tu negocio!

Suscribite al #BlogIncrease

y todos los meses recibí los mejores contenidos.