¿Estás vendiendo a buen precio? ¡4 claves para saberlo!

¿Estás vendiendo a buen precio? ¡4 claves para saberlo!

“¿Cuánto vale lo que hacés?” es una pregunta que puede parecer compleja pero responderla es fundamental para tu negocio. Vender a buen precio tus productos te va a fortalecer frente a tu competencia.

Un buen precio tiene que permitirte ser competitivo y además resultar conveniente para vos: cubrir tus costos y dejarte un margen de ganancias.

Con estas cuatro claves, vas a poder definir buenos precios que te permitan ser competitivo y generar mayores ventas.

Como todo dueño de comercio, querés vender más y tener un buen plan de negocios que haga que tu emprendimiento sea un éxito. Entender cuál es el mejor precio para tus productos es fundamental en este proceso.

Estas son 4 claves para saber si estás vendiendo a buen precio:

1.- Empezá por fijar un precio

Es decir, decidí cuál es tu unidad de medida.

Esa unidad puede ser un producto concreto o estar expresada en kilos, en metros cuadrados, etc. Por ejemplo: si vendés tazas, tu unidad de referencia es una sola taza. Pero si tenés una cafetería, tu unidad de referencia puede ser un café servido.

2.- Calculá el costo real

Necesitás saber cuánto te sale esa unidad de medida. Por ejemplo, para la taza tenés que calcular el costo del material y de la mano de obra. Para el café, los granos, el valor de procesarlos y el agua.

Incluí todos los componentes del producto final como pueden ser las etiquetas o los envoltorios.

Podés armar un listado que cubra todo el proceso. A ese resultado, multiplicalo por tu producción mensual para poder calcular el costo de tu producción.

Siguiendo nuestros ejemplos, si en el mes fabricaste 100 tazas, tu costo será el de la unidad por 100.

Hasta ahora hablamos de lo que te cuesta fabricar o conseguir tu producto. Sumemos ahora los otros gastos que se generan.

3.- Estimá los gastos

Tené en cuenta todas las salidas de dinero que no tienen que ver directamente con la elaboración de tu producto.

Es momento de incluir un porcentaje de los gastos de alquiler y pago de servicios, los sueldos del personal, si vas a hacer publicidad, costos de seguros y traslados, comisiones, etc.  

Hasta acá vas a tener cuánto te cuesta generar tu producto. Ahora, podés estimar el costo de tus horas de trabajo y sumarlo.

4.- Compará precios

Para terminar, es momento de compararte con tu competencia. Qué costo tiene y en qué se diferencia tu producto del de ellos.  Ese valor diferencial puede llevarte a justificar una suba en tu precio o tomarlo como referencia y vos lo ofrezcas en menor valor.

Con estas cuatro claves, vas a poder definir buenos precios que te permitan ser competitivo y generar mayores ventas.

En Increase podemos ayudarte a controlar y administrar tus ventas con tarjeta para potenciar el crecimiento de tu negocio. ¡Probá ahora IncreaseCard gratis por 7 días!

¡Sumate a los más de 20.000 comercios y empresas
que potencian sus negocios con nuestros contenidos!

Vos vendés,
nosotros nos ocupamos del resto ;-)

¡Probá ahora 7 días gratis!

¡Seguinos!

Suscribite al #BlogIncrease

¡Potenciemos juntos tu negocio!

Suscribite al #BlogIncrease

y todos los meses recibí los mejores contenidos.