Cobranzas en tiempos de inflación

Cobranzas en tiempos de inflación

En una realidad de suba de precios, hay que adaptarse al contexto para reinventarse y proteger tu comercio o negocio. El área de cobranzas es clave para toda estructura, cualquiera sea su tamaño. Un proceso aceitado es necesario para que la gestión financiera sea positiva. Si te toca hacerlo en medio de un clima inflacionario, el desafío aumenta.

En esta nota vas a encontrar consejos para reducir los atrasos y conseguir efectividad en la ejecución. El objetivo es asegurar las cobranzas de tu negocio, más allá del contexto inflacionario.

¿Cómo mejorar la gestión de cobranzas?

La gestión de cobranzas es crucial cuando los precios suben. En un contexto de 25% de inflación anual (inflación de 2017/2018 en Argentina), un producto de 10 pesos vendido hoy que el cliente paga 90 días después, te estará dando el equivalente a 9 pesos. Por eso los expertos sostienen que la clave en estos tiempos es acortar los plazos de cobro. Para esto lo mejor es involucrar al equipo comercial, empezar la gestión al momento de la venta y arrancar con la gestión de cobro entre 10 y 15 días antes del vencimiento. Esto da un margen de tiempo ante imprevistos como clientes que pierden una factura. Siempre tenemos que asegurarnos de que los clientes conocen las opciones de pago.

La clave en estos tiempos es acortar los plazos de cobro.

Es clave no ser reactivo, o sea no esperar que llegue la mora para accionar. Todo lo contrario, tenés que anticiparte. Para conseguirlo podés hacer un listado por clientes, con su historial de pagos, las características de sus compras, las opciones de pago que ofreciste. Esto te va a dar información con la que podés incentivar las ventas a los cumplidores y predecir los costos financieros de quienes postergan sus pagos. Un listado de clientes consolidado, también ayuda a establecer estrategias como descuentos por pago al contado o recargos por hacerlo fuera de término. Todas estas condiciones tienen que haber quedado claras durante la venta.

Un contexto inflacionario debe moverte a que tus gestiones de cobro sean más determinantes y agresivas. En el caso que haya clientes pagando fuera de término, hay que tener claro el listado de quiénes son y sus características. Es fundamental para tomar decisiones informadas a la hora de sincerar el plazo de venta y pago o tomar la decisión de renegociar deudas. Las medidas deben tomarse pronto y tienen que tener condiciones claras. Esto achicará el riesgo de grandes retrasos.

Incorporar software de gestión que te permita agilizar procesos y contar con alarmas es muy importante.

En cuanto a las negociaciones, tienen que hacerse con gente capacitada en esto y que tenga muy buen trato hacia el cliente. La preparación de los miembros de tu equipo es clave.

La organización en las gestiones de cobranzas es central. Hay que darle prioridad a las deudas, teniendo en cuenta el monto, la antigüedad y los días desde la última gestión. Las gestiones del cobrador deben evitar problemas mayores y requieren tiempo. Si quien está a cargo tiene que además cumplir con otras tareas, puede complicarse. La gestión de cobranzas no tiene que ser una actividad pasiva, sino que hasta puede requerir salir a ver al cliente. Hay que establecer límites de crédito y medir la gestión del proceso de cobranzas para mejorar. Las métricas que obtengas van a servirte de guía para mejorar tu gestión y reducir los tiempos en las futuras cobranzas.

IncreaseCard

En Increase podemos ayudarte a controlar y administrar tus ventas con tarjeta para potenciar el crecimiento de tu negocio. ¡Probá ahora IncreaseCard gratis por 7 días!

¡Sumate a los más de 20.000 comercios y empresas
que potencian sus negocios con nuestros contenidos!

Vos vendés,
nosotros nos ocupamos del resto ;-)

¡Probá ahora 7 días gratis!

¡Seguinos!

Suscribite al #BlogIncrease

¡Potenciemos juntos tu negocio!

Suscribite al #BlogIncrease

y todos los meses recibí los mejores contenidos.