Caja chica: 5 grandes consejos

Caja chica: 5 grandes consejos

La caja chica y los pequeños gastos diarios pueden generar grandes dolores de cabeza si no los tenemos bajo control.

Por eso, toda empresa necesita asentar los gastos cotidianos de una manera eficiente. Y eso es posible con un óptimo manejo de la caja chica, es decir, conociendo los secretos de este método contable que permite disponer de un pequeño monto determinado cada día para afrontarlos.

Es muy importante para tu comercio o negocio que los gastos pequeños estén bajo control.

En esta nota vas a encontrar 5 grandes consejos para que tengas éxito en la administración de la caja chica.

1.- Registrar absolutamente todo
Y esto es sumamente importante porque, por más pequeño e insignificante que te parezca un gasto, siempre hablamos de una salida de dinero. Y si vamos dejando de lado estos pequeñísimos desembolsos, a lo largo de las semanas vamos a notar que nos falta efectivo, Por eso, por más mínimo que sea, siempre anotá todo.
De esa manera, con los gastos asentados, será más fácil controlar en qué se nos va el dinero. Este sistema es muy útil para la día a día del negocio. Tené en cuenta que en el balance todos esos pequeños gastos pueden quedar asentados bajo un mismo ítem. Lo importante es tenerlos identificados en el día a día.

2.- Pedir recibo siempre
Si contás con cada comprobante te va a resultar más fácil llevar el control de cómo se va el dinero. Por eso es sumamente importarte guardar cada recibo así sea un comprobante de compra de productos de limpieza, el ticket del supermercado por café y yerba o un boleto de tren. Cada comprobante sirve y suma para un mayor control.

3.- Reponé inmediatamente los pagos que realices
De esta manera podrás asegurarte que siempre contás con efectivo disponible en caso de que surja un gasto imprevisto como un flete, una moto para hacer un envío o el pago de un servicio. Es importante tener presente la frase que dice: “dinero que sale, dinero que se repone”.

4.- Siempre que puedas, contá con una persona de confianza
Esto es para el caso que no seas vos quien se ocupe personalmente de la caja chica y entonces lo mejor es que tengas a alguien en el que puedas confiar. Los pequeños vueltos pueden transformarse en una gran suma si no se cuidan. La honestidad de la persona a cargo es fundamental.

5.- Tené presente que la caja chica es para enfrentar gastos pequeños. Nada más.
Puede parecerte una obviedad pero no está de más recordar que este recurso es sólo para hacer frente a los pequeños gastos diarios y para aquellos que sean realmente necesarios. De otra forma, se puede ir fugando tu capital poco a poco y sin que te des cuenta.

Así que para terminar, destacamos que no por ser chica esta caja deja de ser importante. Al contrario, es muy valioso para tu comercio o negocio que los gastos pequeños estén bajo control.

IncreaseCard

En Increase podemos ayudarte a controlar y administrar tus ventas con tarjeta para potenciar el crecimiento de tu negocio. ¡Probá ahora IncreaseCard gratis por 7 días!

¡Sumate a los más de 20.000 comercios y empresas
que potencian sus negocios con nuestros contenidos!

Vos vendés,
nosotros nos ocupamos del resto ;-)

¡Probá ahora 7 días gratis!

¡Seguinos!

Suscribite al #BlogIncrease

¡Potenciemos juntos tu negocio!

Suscribite al #BlogIncrease

y todos los meses recibí los mejores contenidos.